Seguidores

6 ago. 2012

Mi razón da consejos que mi corazón no entiende.

Todo está listo ya. Tienes ese preciado y maravilloso billete a ese lugar donde llaman felicidad, tienes a un acompañante para dormirte en su hombro, contarle tus miedos, llorar, reír. A cambio de todo esto, solo tienes que tu maleta, llenarla de todo el cariño que puedas, de todo el amor, todos tus sentimientos. Acuérdate que las dudas suelen pesar mucho y en ese vuelo de la felicidad no son bienvenidas.

' Pero tú no sabes que pasa. Sientes que eres feliz, que tu maleta está llena de lo necesario pero a veces, salen a relucir esos pequeños miedos, dudas, que se han colado por la puerta de atrás. Pero escúchame, y tómalo como el consejo que mejor te puedo dar. No dudes de lo que sientas por él nunca, le quieres y te quiere. No pienses en personas pasadas que tanto daño te hicieron, esas personas ya no importan. Vive tu presente con él, olvídate de todo y sonríe, eres feliz. ¿Sabes lo que pasa? ¿sabes cual es el problema? El problema radica en ti. El miedo a tus miedos hacen que la cagues constantemente, eres frágil, y ahora más después de todo lo ocurrido. ¿Sabes también lo que pasa? que no avanzas, no quieres avanzar. ¿Sabes por qué? No por él, no por nadie, si no por ti. Te echas la culpa de todo, no consigues perdonarte, es difícil perdonar algo que nunca ha sucedido. No desaproveches esta oportunidad que te ha dado el destino de ser feliz, te lo has ganado, te lo mereces, y tus miedos solo son pequeñas piedras que puedes esquivar con su ayuda. '

En ese momento me miré en un pequeño espejo que estaba al lado del avión. Lo miré y me pedí perdón por todo, por todo el daño que me había echo. Dejé todo fuera, mi maleta incluida y entré yo sola al avión donde él me esperaba. No necesitaba nada. Él era mi felicidad, él era a la única persona que le quería dar mis cariños.